El gato japonés que atrae la fortuna

Si algunas vez has visitado un restaurante chino o japonés, o básicamente cualquier establecimiento asiático en el que se realicen negocios, habrás visto cerca de la caja registradora una estatuilla de un gato, este gato es un gato japonés que atrae la buena fortuna, más concretamente denominado Maneki Neko.
Este gato es muy, muy popular en la cultura japonesa y china y es básicamente como hemos dicho, un talismán que se cree que atrae la suerte hacia sus poseedores. Hoy hablaremos un poco sobre este curioso gato y desvelaremos algunos de sus misterios.

El gato japonés que atrae la buena suerte

Nadie sabe exactamente cuándo aparecio por primera vez este gato, pero por lo general se cree que los primeros gatos de la suerte aparecieron por Japón durante el periodo Edo (Para los que no lo sepan, esto ocupa el periodo entre el siglo 17 hasta la mitad del siglo 19).

También hay muchísimas leyendas populares sobre los orígenes de este gato de la suerte, las primeras nos cuentan que un hombre muy rico se refugió una vez durante una tormenta en un árbol que había justo al lado de un templo, este se dio cuenta de que un gato parecía estar haciéndole señas, así que este lo siguió hasta el interior del templo. Poco después un rayo cayó justo encima del árbol bajo el que estaba situado el hombre, por lo que se puede deducir que este gato le salvó la vida.

El gato japonés que atrae la fortuna
Para mostrar su agradecimiento se hizo benefactor del templo y trajo mucha prosperidad, una vez murió se creó una estatua en honor al gato.

Hay otra leyenda la cual es más común y es que una geisha poseía un gato al cual adoraba y un día este gato empezó a intentar llamar la atención de dicha geisha tirando de su kimono, el dueño de dicho prostíbulo pensaba que estaba poseído y le cortó la cabeza, luego la cabeza de este gato salió volando y aterrizó sobre una serpiente que iba a morder a la geisha, matando a dicha serpiente con sus colmillos.